Comfia Seguros

Buscar

Ir al Contenido

Menú Principal:


Art. 11.2 ET Contratos formativos

Reforma laboral > Empleo jóvenes y desempleados > Modalidades del contrato de trabajo

Normativa vigente antes de la aprobación del R.D.

Artículo 11.2 ET

2. El contrato para la formación tendrá por objeto la adquisición de la formación teórica y práctica necesaria para el desempeño adecuado de un oficio o de un puesto de trabajo que requiera un determinado nivel de cualificación, y se regirá por las siguientes reglas:

a) Se podrá celebrar con trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veintiún años que carezcan de la titulación requerida para realizar un contrato en prácticas.

El límite máximo de edad será de veinticuatro años cuando el contrato se concierte con desempleados que se incorporen como alumnos-trabajadores a los programas de escuelas taller y casas de oficios.

El límite máximo de edad no será de aplicación cuando el contrato se concierte con desempleados que se incorporen como alumnos-trabajadores a los programas de talleres de empleo o se trate de personas con discapacidad.

b) Mediante convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, en los convenios colectivos sectoriales de ámbito inferior, se podrá establecer, en función del tamaño de la plantilla, el número máximo de contratos a realizar, así como los puestos de trabajo objeto de este contrato.

Asimismo, los convenios colectivos de empresa podrán establecer el número máximo de contratos a realizar en función del tamaño de la plantilla, en el supuesto de que exista un plan formativo de empresa.

Si los convenios colectivos a que se refieren los párrafos anteriores no determinasen el número máximo de contratos que cada empresa puede realizar en función de su plantilla, dicho número será el determinado reglamentariamente.

c) La duración mínima del contrato será de seis meses y la máxima de dos años. Mediante convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, en los convenios colectivos sectoriales de ámbito inferior, se podrán establecer otras duraciones atendiendo a las características del oficio o puesto de trabajo a desempeñar y a los requerimientos formativos del mismo, sin que, en ningún caso, la duración mínima pueda ser inferior a una persona minusválida, teniendo en cuenta el tipo o grado de minusvalía y las características del proceso formativo a realizar.

d) Expirada la duración máxima del contrato para la formación, el trabajador no podrá ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa.

No se podrán celebrar contratos para la formación que tengan por objeto la cualificación para un puesto de trabajo que haya sido desempeñado con anterioridad por el trabajador en la misma empresa por tiempo superior a doce meses.

e) El tiempo dedicado a la formación teórica dependerá de las características del oficio o puesto de trabajo a desempeñar y del número de horas establecido para el módulo formativo adecuado a dicho puesto u oficio, sin que, en ningún caso, pueda ser inferior al 15 por 100 de la jornada máxima prevista en el convenio colectivo o, en su defecto, de la jornada máxima legal.

Respetando el límite anterior, los convenios colectivos podrán establecer el tiempo dedicado a la formación teórica y su distribución, estableciendo, en su caso, el régimen de alternancia o concentración del mismo respecto del tiempo de trabajo efectivo.

Cuando el trabajador contratado para la formación no haya finalizado los ciclos educativos comprendidos en la escolaridad obligatoria, la formación teórica tendrá por objeto inmediato completar dicha educación teórica cuando el trabajador acredite, mediante certificación de la Administración Pública competente, que ha realizado un curso de formación profesional ocupacional adecuado al oficio o puesto de trabajo objeto del contrato. En este caso, la retribución del trabajador se incrementará proporcionalmente al tiempo no dedicado a la formación teórica.

Cuando el trabajador contratado para la formación sea una persona con discapacidad psíquica, la formación teórica podrá sustituirse, total o parcialmente, previo informe de los equipos multiprofesionales de valoración correspondientes, por la realización de procedimientos de rehabilitación o de ajuste personal y social en un centro psicosocial o de rehabilitación sociolaboral.

f) El trabajo efectivo que preste el trabajador en la empresa deberá estar relacionado con las tareas propias del nivel ocupacional, oficio o puesto de trabajo objeto del contrato.

g) A la finalización del contrato, el empresario deberá entregar al trabajador un certificado en el que conste la duración de la formación teórica y el nivel de la formación práctica adquirida. El trabajador podrá solicitar de la Administración Pública competente que, previas las pruebas necesarias, le expida el correspondiente certificado de profesionalidad.

h) La retribución del trabajador contratado para la formación será la fijada en convenio colectivo, sin que, en su defecto, pueda ser inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo.

i) La acción protectora de la Seguridad Social del trabajador contratado para la formación comprenderá, como contingencias, situaciones protegibles y prestaciones, las derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales, la asistencia sanitaria en los casos de enfermedad común, accidente no laboral y maternidad, las prestaciones económicas por incapacidad temporal derivadas de riesgos comunes y por maternidad, y las pensiones. Asimismo, se tendrá derecho a la cobertura del Fondo de Garantía Salarial.

j) En el supuesto de que el trabajador continuase en la empresa al término del contrato se estará a lo establecido en el apartado 1, párrafo f), de este artículo.

k) El contrato para la formación se presumirá de carácter común u ordinario cuando el empresario incumpla en su totalidad sus obligaciones en materia de formación teórica.

Real Decreto Ley 10/2010 de medidas urgentes (RDL)

Artículo 11.2 ET
(Modificado por el Art.12.dos del RDL)
«2. El contrato para la formación tendrá por objeto la adquisición de la formación teórica y práctica necesaria para el desempeño adecuado de un oficio o de un puesto de trabajo que requiera un determinado nivel de cualificación, y se regirá por las siguientes reglas:

a) Se podrá celebrar con trabajadores mayores de dieciséis años y menores de veintiún años que carezcan de la titulación o del certificado de profesionalidad requerido para realizar un contrato en prácticas.


El límite máximo de edad será de veinticuatro años cuando el contrato se concierte con desempleados que se incorporen como alumnos-trabajadores a los programas de escuelas taller y casas de oficios.

El límite máximo de edad no será de aplicación cuando el contrato se concierte con desempleados que se incorporen como alumnos-trabajadores a los programas de talleres de empleo o se trate de personas con discapacidad.

b) Mediante convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, en los convenios colectivos sectoriales de ámbito inferior, se podrá establecer, en función del tamaño de la plantilla, el número máximo de contratos a realizar, así como los puestos de trabajo objeto de este contrato.

Asimismo, los convenios colectivos de empresa podrán establecer el número máximo de contratos a realizar en función del tamaño de la plantilla, en el supuesto de que exista un plan formativo de empresa.

Si los convenios colectivos a que se refieren los párrafos anteriores no determinasen el número máximo de contratos que cada empresa puede realizar en función de su plantilla, dicho número será el determinado reglamentariamente.

c) La duración mínima del contrato será de seis meses y la máxima de dos años. Mediante convenio colectivo de ámbito sectorial estatal o, en su defecto, en los convenios colectivos sectoriales de ámbito inferior, se podrá establecer otras duraciones atendiendo a las características del oficio o puesto de trabajo a desempeñar y a los requerimientos formativos del mismo, sin que, en ningún caso, la duración mínima pueda ser inferior a seis meses ni la máxima superior a tres años, o a cuatro años cuando el contrato se concierte con una persona con discapacidad, teniendo en cuenta el tipo o grado de discapacidad y las características del proceso formativo a realizar.


d) Expirada la duración máxima del contrato para la formación, el trabajador no podrá ser contratado bajo esta modalidad por la misma o distinta empresa.

No se podrán celebrar contratos para la formación que tengan por objeto la cualificación para un puesto de trabajo que haya sido desempeñado con anterioridad por el trabajador en la misma empresa por tiempo superior a doce meses.

e) El tiempo dedicado a la formación teórica dependerá de las características del oficio o puesto de trabajo a desempeñar y del número de horas establecido para el módulo formativo adecuado a dicho puesto u oficio, sin que, en ningún caso, pueda ser inferior al 15 por 100 de la jornada máxima prevista en el convenio colectivo o, en su defecto, de la jornada máxima legal.

Respetando el límite anterior, los convenios colectivos podrán establecer el tiempo dedicado a la formación teórica y su distribución, estableciendo, en su caso, el régimen de alternancia o concentración del mismo respecto del tiempo de trabajo efectivo.

Cuando el trabajador contratado para la formación no haya finalizado los ciclos educativos comprendidos en la escolaridad obligatoria, la formación teórica tendrá por objeto inmediato completar dicha educación.

Se entenderá cumplido el requisito de formación teórica cuando el trabajador acredite, mediante certificación de la Administración pública competente, que ha realizado un curso de formación profesional para el empleo adecuado al oficio o puesto de trabajo objeto del contrato. En este caso, la retribución del trabajador se incrementará proporcionalmente al tiempo no dedicado a la formación teórica.

Cuando el trabajador contratado para la formación sea una persona con discapacidad psíquica, la formación teórica podrá sustituirse, total o parcialmente, previo informe de los equipos multiprofesionales de valoración correspondientes, por la realización de procedimientos de rehabilitación o de ajuste personal y social en un centro psicosocial o de rehabilitación sociolaboral.

Tanto la financiación como la organización e impartición de la formación teórica se regulará en los términos que se establezcan reglamentariamente.

f) El trabajo efectivo que preste el trabajador en la empresa deberá estar relacionado con las tareas propias del nivel ocupacional, oficio o puesto de trabajo objeto del contrato.

g) La cualificación o competencia profesional adquirida a través del contrato para la formación será objeto de acreditación en los términos previstos en la Ley Orgánica 5/2002, de 19 de junio, de las Cualificaciones y de la Formación Profesional y en su normativa de desarrollo. Conforme a lo establecido en dicha regulación, el trabajador podrá solicitar de la Administración pública competente la expedición del correspondiente certificado de profesionalidad. Sin perjuicio de lo anterior, a la finalización del contrato, el empresario deberá entregar al trabajador un certificado en el que conste la duración de la formación teórica y el nivel de la formación práctica adquirida.

h) La retribución del trabajador contratado para la formación será durante el primer año del contrato la fijada en convenio colectivo, sin que pueda ser inferior al salario mínimo interprofesional en proporción al tiempo de trabajo efectivo. Durante el segundo año del contrato para la formación, la retribución será la fijada en convenio colectivo, sin que en ningún caso pueda ser inferior al salario mínimo interprofesional, con independencia del tiempo dedicado a la formación teórica.

i) La acción protectora de la Seguridad Social del trabajador contratado para la formación comprenderá todas las contingencias, situaciones protegibles y prestaciones, incluido el desempleo. Asimismo, se tendrá derecho a la cobertura del Fondo de Garantía Salarial.

j) En el supuesto de que el trabajador continuase en la empresa al término del contrato se estará a lo establecido en el apartado 1, párrafo f), de este artículo.

k) El contrato para la formación se presumirá de carácter común u ordinario cuando el empresario incumpla en su totalidad las obligaciones que le correspondan en materia de formación teórica.»

Comentarios

Las nuevas previsiones se aplican a los contratos que se firmen a partir del 18 de junio de 2010. A los contratos para la formación firmados antes de esta fecha les es de aplicación la normativa legal vigente en el momento en que se suscribieron.
A los contratos para la formación prorrogados a partir del 18 de junio de 2010 les será de aplicación la cobertura de la contingencia del desempleo.

El RDL pone a disposición de las empresas todos los incentivos posibles para que utilicen este contrato, y mejora las condiciones de los trabajadores jóvenes, no sin sacrificios por su parte, tanto por lo que respecta al salario, como a la adquisición de una formación teórica y práctica vinculada a la adquisición de una competencia profesional, que debe ser debidamente acreditada al acabar el contrato de trabajo.


Nueva regulación sobre cuándo se pueden utilizar

El RDL modifica el artículo 11.2 del ET para establecer que se pueden celebrar con trabajadores que no tengan la titulación o el certificado de profesionalidad que se requiere por un contrato en prácticas, mayores de 16 años y menores de 21 años en una perspectiva de futuro.

Pero hasta el 31-12-2011 este contrato se podrá utilizar para contratar a trabajadores menores de 25 años.

Formación teórica


Se regulará reglamentariamente la financiación, la organización y la impartición de la formación teórica.


El Gobierno se compromete a establecer procedimientos para flexibilizar y facilitar a las empresas el hecho de que los trabajadores contratados puedan acceder a la formación teórica, especialmente para las empresas de menos de 50 trabajadores.


Las empresas podrán financiar el coste de la formación teórica mediante bonificaciones en las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social, vía formación profesional para el empleo. Estas bonificaciones son compatibles con las bonificaciones por la propia contratación.


La calificación o competencia profesional adquirida mediante el contrato para la formación será objeto de acreditación de acuerdo con la Ley orgánica de calificaciones y formación profesional.

Retribución del contrato para la Formación.

Se mejora la retribución de la siguiente forma:

  • Durante el primer año, que no se modifica, será la que diga el convenio colectivo y no podrá ser inferior al SMI en proporción al tiempo de trabajo efectivo. Esta retribución se mantenía el segundo año.
  • Durante el segundo año será la que diga el convenio colectivo y no podrá ser inferior al SMI, independientemente de la jornada de trabajo efectivo y formación teórica.


El resto de previsiones del artículo 11.2 del ET no se modifican.

Bonificaciones a las cuotas empresariales y a las cuotas de los trabajadores para la contratación para la formación


A partir del 18 de junio de 2010, la empresa que contrate para la formación –o en las prórrogas a partir de esta fecha a pesar de que el contrato inicial fuese anterior a un trabajador desempleado e inscrito en la oficina de empleo, tendrá derecho, durante tota la vigencia del contrato, a una bonificación del 100% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social por todas las contingencias aplicables a este tipo de contrato.

después del 18-06-2010, o durante las prórrogas firmadas a partir del 18 de junio de 2010, tendrán una bonificación del 100% de sus cuotas a la Seguridad Social.
Para tener derecho a la bonificación, el contrato para la formación deberá suponer un incremento de la plantilla de la empresa en la forma indicada anteriormente en el apartado sobre bonificaciones genéricas a la contratación, es decir, de acuerdo con la fórmula matemática del promedio diario de trabajadores fijos en los 90 días anteriores a la contratación o transformación bonificada, excluyendo los contratos indefinidos extinguidos, durante los 90 días, por despido disciplinario declarado como procedente, por dimisión, muerte, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez del trabajador o extinguidos durante el período de prueba.

Los trabajadores contratados con estas bonificaciones serán objeto prioritario en los planes de formación de los programas de formación profesional para el empleo para mejorar su calificación profesional.

Los contratos para la formación con trabajadores con discapacidad

Las empresas que contraten a persones con discapacidad con contratos para la formación deberán optar entre aplicar las bonificaciones del RDL o las reguladas en la disposición adicional 2ª del ET.

CONTRATOS PARA LA FORMACIÓN EN LAS ESCUELAS TALLER, CASAS DE OFICIOS Y TALLER DE OCUPACIÓN.

El RDL excluye de forma arbitraria e injustificada del derecho a las prestaciones de desempleo a los alumnos de las escuelas taller, casas de oficios y talleres de ocupación.

Y también los excluye de las bonificaciones que el RDL regula para los contratos para la formación.

Página de inicio | Consultas | Reforma laboral | Convenio Prevención | Mapa del Sitio


Sub-Menú:

Buscar

Regresar al contenido | Regresar al menú principal