Comfia Seguros

Buscar

Ir al Contenido

Menú Principal:


Ley 12/2001

Reforma laboral > Dualidad y Temporalidad

Normativa vigente antes de la aprobación del R.D.

Ley 12/2001, de 9 de julio, de medidas urgentes de reforma del mercado de trabajo para el incremento del empleo y la mejora de su calidad.

Disposición adicional primera. Contrato para el fomento de la contratación indefinida.

1. Con objeto de facilitar la colocación estable de trabajadores desempleados y de empleados sujetos a contratos temporales, podrá concertarse a partir del 4 de marzo de 2001 el contrato de trabajo para el fomento de la contratación indefinida que se regula en esta disposición, en las condiciones previstas en la misma.

2. El contrato podrá concertarse con trabajadores incluidos en uno de los grupos siguientes:

a) Trabajadores desempleados inscritos en la oficina de empleo en quienes concurra alguna de las siguientes condiciones:

Jóvenes desde dieciséis hasta treinta años de edad, ambos inclusive.

Mujeres desempleadas cuando se contraten para prestar servicios en profesiones u ocupaciones con menor índice de empleo femenino.

Mayores de cuarenta y cinco años de edad.

Parados que lleven, al menos, seis meses inscritos ininterrumpidamente como demandantes de empleo.

Minusválidos.

b) Trabajadores que, en la fecha de celebración del nuevo contrato de fomento de la contratación indefinida, estuvieran empleados en la misma empresa mediante un contrato de duración determinada o temporal, incluidos los contratos formativos, celebrado con anterioridad al 31 de diciembre de 2003.

3. El contrato se concertará por tiempo indefinido y se formalizará por escrito, en el modelo que se establezca.

El régimen jurídico del contrato y los derechos y obligaciones que de él se deriven se regirán, con carácter general, por lo dispuesto en la Ley y en los convenios colectivos para los contratos por tiempo indefinido, con la única excepción de lo dispuesto en los apartados siguientes.

4. Cuando el contrato se extinga por causas objetivas y la extinción sea declarada improcedente, la cuantía de la indemnización a la que se refiere el artículo 53.5 del Estatuto de los Trabajadores, en su remisión a los efectos del despido disciplinario previstos en el artículo 56 del mismo texto legal, será de treinta y tres días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año y hasta un máximo de veinticuatro mensualidades.

5. No podrá concertar el contrato para el fomento de la contratación indefinida al que se refiere la presente disposición la empresa que en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, hubiera realizado extinciones de contratos de trabajo por causas objetivas declaradas improcedentes por sentencia judicial o hubiera procedido a un despido colectivo. En ambos supuestos, la limitación afectará únicamente a la cobertura de aquellos puestos de trabajo de la misma categoría o grupo profesional que los afectados por la extinción o despido y para el mismo centro o centros de trabajo.

Esta limitación no será de aplicación en el supuesto de despido colectivo cuando la realización de los contratos a los que se refiere la presente disposición haya sido acordada con los representantes de los trabajadores en el período de consultas previsto en el apartado 4 del artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores.

6. En el marco del diseño de los planes y programas de política de empleo y del análisis del funcionamiento del mercado de trabajo, el Gobierno procederá a evaluar los efectos de esta medida para el fomento de la contratación indefinida, a fin de determinar la necesidad o no del mantenimiento de la misma y proponer, en su caso, las modificaciones que procedan.

Real Decreto Ley 10/2010 de medidas urgentes (RDL)

Ley 12/2001, de 9 de julio, de medidas urgentes de reforma del mercado de trabajo para el incremento del empleo y la mejora de su calidad.
(Modificado por el art. 3 del RDL)

«Disposición adicional primera. Contrato para el fomento de la contratación indefinida.

1. Con objeto de facilitar la colocación estable de trabajadores desempleados y de empleados sujetos a contratos temporales, podrá concertarse el contrato de trabajo para el fomento de la contratación indefinida que se regula en esta disposición, en las condiciones previstas en la misma.

2. El contrato podrá concertarse con trabajadores incluidos en uno de los grupos siguientes:

a) Trabajadores desempleados inscritos en la oficina de empleo en quienes concurra alguna de las siguientes condiciones:

Jóvenes desde dieciséis hasta treinta años de edad, ambos inclusive.

Mujeres desempleadas cuando se contraten para prestar servicios en profesiones u ocupaciones con menor índice de empleo femenino.

Mayores de cuarenta y cinco años de edad.

Personas con discapacidad.

Parados que lleven, al menos, tres meses inscritos ininterrumpidamente como demandantes de empleo.

Desempleados que, durante los dos años anteriores a la celebración del contrato, hubieran estado contratados exclusivamente mediante contratos de carácter temporal, incluidos los contratos formativos.

Desempleados a quienes, durante los dos años anteriores a la celebración del contrato, se les hubiera extinguido un contrato de carácter indefinido en una empresa diferente.

b) Trabajadores que estuvieran empleados en la misma empresa mediante un contrato de duración determinada o temporal, incluidos los contratos formativos, celebrados con anterioridad al 18 de junio de 2010, a quienes se les transforme dicho contrato en un contrato de fomento de la contratación indefinida con anterioridad al 31 de diciembre de 2010.

c) Trabajadores que estuvieran empleados en la misma empresa mediante un contrato de duración determinada o temporal, incluidos los contratos formativos, celebrados a partir del 18 de junio de 2010. Estos contratos podrán ser transformados en un contrato de fomento de la contratación indefinida con anterioridad al 31 de diciembre de 2011 siempre que la duración de los mismos no haya excedido de seis meses. Esta duración máxima no será de aplicación a los contratos formativos.

3. El contrato se concertará por tiempo indefinido y se formalizará por escrito, en el modelo que se establezca.

El régimen jurídico del contrato y los derechos y obligaciones que de él se deriven se regirán, con carácter general, por lo dispuesto en la Ley y en los convenios colectivos para los contratos por tiempo indefinido, con la única excepción de lo dispuesto en los apartados siguientes.

4. Cuando el contrato se extinga por causas objetivas y la extinción sea declarada judicialmente improcedente o reconocida como tal por el empresario, la cuantía de la indemnización a la que se refiere el artículo 53.5 del Estatuto de los Trabajadores, en su remisión a los efectos del despido disciplinario previstos en el artículo 56 del mismo texto legal, será de treinta y tres días de salario por año de servicio, prorrateándose por meses los períodos de tiempo inferiores a un año y hasta un máximo de veinticuatro mensualidades.

Si se procediera según lo dispuesto en el artículo 56.2 del Estatuto de los Trabajadores, el empresario deberá depositar en el Juzgado de lo Social la diferencia entre la indemnización ya percibida por el trabajador según el artículo 53.1.b) de la misma Ley y la señalada en el párrafo anterior.

5. No podrá concertar el contrato para el fomento de la contratación indefinida al que se refiere la presente disposición la empresa que en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, hubiera extinguido contratos de trabajo por despido reconocido o declarado como improcedente o por despido colectivo. En ambos supuestos, la limitación afectará únicamente a la cobertura de aquellos puestos de trabajo de la misma categoría o grupo profesional que los afectados por la extinción o despido y para el mismo centro o centros de trabajo.

Esta limitación no será de aplicación cuando las extinciones de contratos se hayan producido con anterioridad al 18 de junio de 2010 ni cuando, en el supuesto de despido colectivo, la realización de los contratos a los que se refiere la presente disposición haya sido acordada con los representantes de los trabajadores en el período de consultas previsto en el artículo 51.4 del Estatuto de los Trabajadores.

6. El Gobierno, previa consulta con las organizaciones sindicales y empresariales más representativas, procederá a la evaluación de la eficacia de esta disposición y sus efectos en la evolución de la contratación indefinida. Esta evaluación se realizará con anterioridad al 31 de diciembre de 2012."

Comentarios

A partir del 18 de junio de 2010 se universalizan en la practica los colectivos de trabajadores que pueden ser contratados por esta modalidad contractual (CFCI) regulada en la disposición adicional 1ª de la Ley 12/2001.

RDL mantiene “teóricamente” su carácter coyuntural –se deberá evaluar su incidencia y eficacia en el momento de generar empleo indefinido antes del 31 de diciembre de 2012–, aunque todas las medidas adoptadas para su incentivación hacen pensar todo lo contrario.

Ampliación de los colectivos que se pueden contratar:


Hasta ahora se podía utilizar para que las empresas contrataran a cualquier trabajador y trabajadora, menos los que tenían entre 30 y 45 años salvo que llevaran al menos seis meses inscritosininterrumpidamente como demandantes de empleo.


Ahora también se podrán contratar utilizando el contrato para el fomento de la contratación indefinida, independientemente de la edad, a:


  • Personas desempleadas que lleven no menos de 3 meses inscritos en el paro. Hasta ahora era necesario llevar 6 meses en paro.


  • Personas desempleadas que durante los 2 años anteriores a firmar el contrato hubiesen sido contratadas exclusivamente con contratos temporales, incluidos los contratos formativos.


  • Personas desempleadas a las que en los últimos dos años, a computar desde el 18 de junio de 2010, se haya extinguido un contrato indefinido en otra empresa.


  • Para transformar contratos temporales, también formativos, firmados antes del 18 de junio de 2010, en indefinidos, si se hace antes del 31-12-2010.


  • Para transformar contratos temporales, o formativos, firmados a partir del 18 de junio de 2010, si el contrato temporal no ha superado los 6 meses de duración –esta duración máxima no es aplicable a los contratos formativos–, si se hace antes del 31-12-2011.


En definitiva, se amplían los colectivos que pueden ser contratados mediante este contrato indefinido y también se amplía la posibilidad de transformar contratos temporales en indefinidos, incentivando de forma prácticamente ilimitada su utilización por las empresas, y también con alguna limitación.

Limitación para su utilización:

Se modifican las limitaciones para la utilización de este contrato en un doble sentido:

  • Se modifican, con carácter definitivo o estructural, las limitaciones a la utilización de este contrato indefinido.
  • Hasta ahora no se podía utilizar cuando la empresa en el período de 6 meses había despedido por ERE o había despedido por razones objetivas y este despido hubiese sido declarado improcedente judicialmente. A partir de ahora, las empresas tampoco podrán utilizar este contrato si en los 6 meses anteriores han extinguido contratos por despido reconocido, por la propia empresa, como improcedente. En contra permite cuando se ha extinguido el contrato por causas objetivas, lo que antes no era posible.


Pero, al mismo tiempo, la nueva regulación del RDL establece que las extinciones contractuales anteriores al 18 de junio de 2010 no computan como limitación para la utilización del contrato para el fomento de la contratación indefinida que se firme a partir de la repetida fecha.



Extinción del contrato indefinido para el fomento de la contratación indefinida por causas objetivas:

Cuando este contrato indefinido se extingue por razones objetivas y es declarado judicialmente improcedente, la indemnización es de 33 días por año hasta un máximo de 24 anualidades.

Por la Ley 43/2006 se introdujo que el reconocimiento unilateral del empresario de la improcedencia también conllevaba una indemnización de 33 días por año, con igual límite; aunque se hizo de una forma tan retorcida que algunos tribunales sociales negaban la posibilidad, y las empresas prácticamente no lo utilizaban.

Ahora se reforma de nuevo para decir expresamente que la indemnización también será de 33 días si el despido es reconocido improcedente por la propia empresa.

En definitiva, se reforma para dejar claro (incentivar) a las empresas que
bastará alegar una causa objetiva incierta y con un mero reconocimiento de improcedencia, reducir el coste indemnizatorio del despido a 33 días.

Hasta ahora, el sistema de extinción del contrato de trabajo más utilizado era el
reconocimiento empresarial de la improcedencia de un despido disciplinario; este despido tenía para la empresa, y continuará teniendo, un coste indemnizatorio de 45 días de sueldo por año de antigüedad con un máximo de 42 mensualidades. Ahora se fomenta la utilización del CFCI y el reconocimiento de la improcedencia de despido con causas objetivas en este tipo de contratos, reduciendo la indemnización a 33 días por días por año.

Página de inicio | Consultas | Reforma laboral | Convenio Prevención | Mapa del Sitio

Buscar

Regresar al contenido | Regresar al menú principal